lunes, 1 de junio de 2020

Entre cortes y cortinas

«Entre cortes y cortinas»
acción de Jochi Muñoz




A la hora del almuerzo del domingo 31 de mayo de 2020, Día de las Madres en República Dominicana, sobre la mesa del comedor de mi casa, procedimiento al formar una espiral empleando 79 papeles que contienen escritos un nombre de mujer. 

Para la elección de los nombres en cuestión, recurrir al estudio hecho por Orlando Alba* sobre los nombres propios de personas en el país. Los tomé sin las combinaciones posibles, resultando la cantidad de 1,013 nombres de féminas, los que escribieron y enviaron papelesitos que coloqué en un recipiente de donde fui tomando, uno a uno, los 79 que empleé en la acción. 

¿Por qué el número 79? Pues, la correspondencia al promedio diario de las órdenes de alejamiento (Órden de protección) emitidas durante el primer semestre del pasado año. Las estadísticas de ese mismo período del presente año no se conocen, y menos aún, con la merma en las labores debidas al estado de emergencia sanitaria por el que pasamos, por Covid 19. 

Recurrí a ese número, aunque en esta acción no hablo ni de feminicidios ni de mujeres acosadas que solicitan una orden de protección, sino de mujeres que en la intimidad de su casa viven entre «sábanas, manteles y cortinas», pasando por alto cualquier exabrupto de su pareja. 

Pero en días de confinamiento, como es sabido, la convivencia se puede tornar pesada, los ánimos se caldean, y si hay rescuemores por asuntos no tratados, las cosas pueden devenir en una espiral de violencia.


Curaduría y documentación: Clara Caminero K. 


__________________________________ 
* Orlando Alba (2013). «Nombres propios de la persona en la República Dominicana». Santo Domingo. Ediciones Librería La Trinitaria. Páginas. 61-81. 
Este trabajo fue su tesis doctoral en la Universidad Brigham Young - Provo. 
En el presente proyecto de Performance solo recurro a los nombres simples, dejando de lado las múltiples combinaciones encontradas por Alba.










sábado, 15 de febrero de 2020

A veces llegan cartas

A veces llegan cartas (Acción No.1 de la serie «Cartas de amor»), de Jochi Muñoz


Sentado a la mesa en el área de comida de un centro comercial de la ciudad de Santo Domingo, la noche del 14 de febrero de 2020 -Día del Amor y la Amistad-, procedo a besar 79 veces un modelo de Orden de protección (orden de alejamiento), de las emitidas por el tribunal competente a pedido de las mujeres que están siendo violentadas por sus parejas o exparejas.


El número 79 corresponde al número aproximado de órdenes emitidas diariamente durante el primer semestre del pasado año. (No disponemos de la estadística de lo que va de este 2020).

Curaduría: Clara Caminero K.
Documentación fotográfica: Nancy Vizcaíno




jueves, 28 de noviembre de 2019

Sarta

(Foto: José Ramia)

Performance duracional de Jochi Muñoz
Galería frontal de la Biblioteca Pedro Mir, Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD)
Lunes 25 de noviembre de 2019
Día internacional de la Eliminación de la Violencia conta la Mujer
5:00 P. M.


Curaduría: Clara Caminero K.
Flyer: Jose Ramia y Clara Caminero K.
Documentación fotográfica: Carmen Inés Bencosme y José Ramia

Agradecimientos: Lina Aybar Batista, Carmen Inés Bencosme, Clara Caminero K., Elsa Justo, Patricia Minalla, José Ramia, señor William

*****************************************************************************************

La manzana es una fruta moldeable, por decirlo de algún modo, dispuesta a permitir, o más bien, a soportar que en torno a ella se inscriba toda suerte de historias. Así, recordando a Sanz (1) , la encontramos en el relato bíblico de Adán y Eva; en el mitológico del Juicio de Paris (el de la manzana de la discordia); en el cuento infantil de Blancanieves. Tengo presente a Joan Manuel Serrat, quien, en su canción Piel de manzana, la emplea como símil de una adolescente de la que "la Primavera con ella tuvo prisa". Aún más, es una fruta ligada a eventos científicos, como la manzana gravitacional de Newton; al empleo de armas, fungiendo como diana en el evento de Guillermo Tell; a la toponimia, designando a una ciudad, New York; como logo de un centro comercial de la ciudad de Santo Domingo, y a otros tantos usos más, incluyendo la marca de la computadora en la que, tal como lo hizo Sanz, ahora estoy escribiendo. Y escribo, precisamente, este nuevo proyecto de Performance recurriendo, una vez más, a tan solicitada fruta.
Y digo una vez más, ya que en la pieza «365», de 2012, empleé una manzana en la que inserté aquel número de agujas, en alusión a que cada día del año ronda la sombra de que la mujer pueda caer víctima «del amor».
(Foto: Carmen Inés Bencosme)

En el presente proyecto, invierto, por así decirlo, el número de los materiales, ya que recurro sólo a una aguja y, en cambio, a 68 manzanas, número de feminicidios ocurridos en 2019, hasta el momento de realizar la obra. El nombre de la pieza, Sarta, alude a lo que haré con esa cantidad de manzanas: emplearlas como cuentas, primero de un ábaco y luego de un collar. Collar que, una vez terminada la acción, quedará en el suelo conformando una circunferencia que podría hacer alusión al llamado «círculo de violencia», que por siempre ha estado instalado en la sociedad y que se alimenta por el trato cotidiano que se le da a esas mujeres «bien amadas».
(Foto: Carmen Inés Bencosme)


Descripción
Sentado en el suelo en la galería frontal del edificio, de una canasta que tenía a mi lado iba sacando, uno a uno, pequeños papelitos que tenían escrito un nombre de mujer (que no necesariamente correspondía a ninguna de las féminas asesinadas), y sin ver el nombre, los colocaba en el tope de sendas manzanas que tomaba de otra canasta, y procedía a ensartarlos empleando una gran aguja y hilo de nylon, conformando en el suelo una larga hilera en la que las manzanas fungían como las cuentas de un ábaco. Fueron 68 papelitos y 68 manzanas, número de los feminicidios íntimos, ocurridos en lo que va de este año 2019 hasta el 25 de noviembre, fecha en que se realiza la pieza.
(Foto: José Ramia)

Para hacer los recortes de los papelitos, utilicé el dorso en blanco de formularios de Orden de Protección (Orden de Alejamiento). Esto, debido a la costumbre de las fiscalías barriales de emplear como mensajeras a las mismas denunciantes para la entrega del documento a los agresores. Resultaron 1,007 papelitos, cada uno con un nombre de mujer de los encontrados por Alba en su investigación sobre los nombres dominicanos. (2)
Con la acción de insertar los papelitos con los nombres, deseamos significar la vulnerabilidad de la mujer, ya que cualquiera pudiera ser susceptible de convertirse en una cuenta más dentro de los casos de muerte por violencia de género.

(Foto: Carmen Inés Bencosme)

Para finalizar, uní los extremos de la sarta para formar una circunferencia, un collar, como símil del «círculo de violencia», como ya ha sido mencionado. Y, el medio, quedó el recipiente con el resto de la totalidad de los papelitos con los posibles nombres que pudieran ser ensartados.
_____________
(1) Elena Sanz. La fruta prohibida. On line:https\://www.muyinteresante.es/historico/articulo/la-fruta-prohibida. Recuperado el 9 de octubre de 2019, a las 11:45 A. M.
(2) Orlando Alba (2013). Nombres propios de persona en la República Dominicana. Santo Domingo. Ediciones Librería La Trinitaria. Pp. 61-81.
Este trabajo fue su tesis doctoral en Brigham Young University - Provo.
En el presente proyecto de Performance sólo recurro a los nombres simples, dejando de lado las múltiples combinaciones encontradas por Alba.

(Foto: José Ramia)

(Foto: José Ramia)

(Foto: Carmen Inés Bencosme)

(Foto: José Ramia)

(Foto: Carmen Inés Bencosme)

(Foto: José Ramia)

(Foto: José Ramia)

(Foto: Carmen Inés Bencosme)

(Foto: Carmen Inés Bencosme)


lunes, 27 de mayo de 2019

BLANCO



Jochi Muñoz vuelve a recurrir, en otra de sus acciones, a la costumbre (en desuso ya desde hace varias décadas) de que en el Día de las Madres uno se prendía un clavel rojo en caso de tenerla viva, o uno blanco, en caso contrario.

La primera vez que lo hizo, fue el domingo 29 de mayo de 2011, en frente donde estaba la casa en que vivía en su niñez, en San Francisco de Macorís (República Dominicana), su pueblo natal, prendiéndole el clavel correspondiente a los transeúntes que pasaban por ahí, lo que llevó a cabo contando con la colaboración de su propia madre.

En ésta segunda ocasión, realizada el domingo 26 de mayo de 2019, en una calle cualquiera de la ciudad de Santo Domingo, no prendió ningún el clavel, sino que sólo se limitó a colocarlos sobre un modelo de una orden de protección (orden de alejamiento) de las expedidas por la Fiscalía a pedido de las mujeres, cuando éstas se sienten amenazadas o acosadas por algún hombre. 

Fueron 15 claveles blancos los colocados sobre el documento, uno por cada uno de los 15 niños y niñas que, en lo que va de este 2019, han quedado huérfanos de madre, al ser éstas ultimadas a mano de sus parejas o exparejas. 


                                          (Foto: José Ramia)

                                          (Foto: José Ramia)


                                          (Foto: José Ramia)


(Foto: Nancy Vizcaíno)

                                          (Foto: José Ramia)


                                          (Foto: José Ramia)
                                                   (Foto: Nancy Vizcaíno)


                                          (Foto: José Ramia)


                                          (Foto: José Ramia)


                                          (Foto: José Ramia)


                                              (Foto: José Ramia)


Curaduría: Clara Caminero K.
Flyer: José Ramia
Fotos: José Ramia y Nancy Vizcaíno


Agradecimientos:
Clara Caminero
José Ramia
Nancy Vizcaíno
Lauristely Peña Solano
Lina Aybar Batista
Anónimo

lunes, 13 de noviembre de 2017

Expo "Arte y religión"


La documentación de tres de mis performances: Dilución, Agnus Dei y 53 cuentas, fue seleccionada para la exposición "Arte y religión". Iglesia St. Michael, Plaza de Bruselas 1, Colonia, Alemania.

domingo, 20 de agosto de 2017

Bajo un manto de estrellas (de la serie "Hay noches")

"Bajo un manto de estrellas" (de la serie "Hay noches"), es la acción realizada por Jochi Muñoz la noche del sábado 12 de agosto de 2017 (fecha del primer aniversario de la partida a destiempo del artista y activista Francis Taylor), en la segunda parte del proyecto In memoriam, auspiciado por Arte-estudio, con curaduría de Clara Caminero K.



Si bien, en la acción colectiva realizada el día anterior en el parque Cervantes (y que constituye la primera parte del proyecto), en la que cinco artistas resolvieron de manera personal el final de la pieza de Taylor "...aún la nave del olvido...", en las piezas realizadas el sábado, cada artista tuvo plena libertad al crear su pieza, sólo con la puntualización que la misma estuviera inspirada en algún elemento de la vida o el pensamiento de Francis, como además, podía elegir la hora y lugar donde llevarla a cabo. 

La pieza de Muñoz fue articulada a partir de anécdotas que les fueron contadas por Taylor, sobre las peripecias que muchas mujeres trans han tenido que sortear, escondiéndose entre las tumbas del Cementerio Nacional de la Av. Máximo Gómez, cuando clientes o transeíntes homofóbicos y agentes de la Policía las perseguían para maltratarlas, despojarlas de sus pertenencias, arrestarlas,... en definitiva, descargar su violencia. De todos los grupos vulnerables, el de las trans es, si no el más, uno de los más

Precisamente, en su pieza, realizada tarde en la noche frente al citado cementerio, Muñoz nos habla de la vulnerabilidad a que estamos expuestos todos los ciudadanos debido al estado de inseguridad imperante en la sociedad, y que, con tintes particulares, se ensaña contra las citadas mujeres.



Durante su acción, el artista tenía puesto debajo de su camisa lo que fuera el corpiño de una elegante bata que perteneciera a una de sus tías, y que, al balancear el cuerpo de adelante hacia atrás, acercaba a un cigarrillo que sostenía a la altura del pecho, y que podía quemarlo. Realizó 41 balanceos, el número de casos de crímenes de mujeres trans que se han reportado a nivel nacional, desde 2006 a la fecha, y de los cuales, sólo cuatro han sido resueltos por las autoridades).

(Fotos: Nancy Vizcaíno)